La producción de crudo sube en EEUU

  • Fecha: 2017-04-20
  • País: USA

Según los últimos datos correspondientes a la segunda semana de abril, la producción de crudo en EEUU promedió los 9,25 millones de barriles al día. Estos niveles de bombeo son los más elevados en ese país desde agosto de 2015.

Analistas de Commerzbank destacan que a la OPEP "se escapo la situacion de sus manos". El cártel dio permiso a los países miembros para que produjesen todo el crudo que pudiesen antes de que se hicieran efectivos los recortes. Durante octubre, noviembre y diciembre varios países bombearon todo lo que pudieron, ahora las reservas de crudo están cerca de máximos y podrían tardar en volver a niveles habituales.

Eugen Weinberg, director de materias primas en Commerzbank, cree que "la OPEP es como un mago moviendo sus manos e intentando sacar un conejo de la chistera, pero el conejo no aparece. El cártel ha hecho todo lo que podía hacer y el resultado está cerca de ser nulo".

A la OPEP ya no le funcionan los 'trucos' del pasado. Más de la mitad de la producción mundial de crudo procede de países que no pertenecen al cártel y muchos de ellos, como EEUU o Canadá, no controlan la producción de petróleo de sus empresas, por lo que es el mercado y los precios los que incentivan o desincentivan la producción. Este nuevo escenario dificulta mucho la consecución de los objetivos del cártel petrolero.

Los últimos datos de reservas de petróleo en los países de la OCDE revelan una cantidad superior a 3.060 millones de barriles de crudo. Esta cantidad sirve para abastecer más de dos meses la demanda de todos los países de la OCDE.

Según los pronósticos de la Agencia de la Energía de EEUU, la reservas en la OCDE se mantendrán históricamente altas en 2017 y en 2018, en ambos años la media estará por encima de los 3.000 millones de barriles.

Ante este contexto dominado por la demasía de reservas de crudo. El precio del petróleo sigue sin mostrar una tendencia ante este lastre. En la presente sesión, los futuros de Brent y West Texas cotizan sin rumbo claro. El primero lucha por mantener los 53 dólares el barril, mientras que el Texas cotiza por debajo de los 51 dólares la unidad.

 

FUENTE: eleconomista.es