Alcalde de Miami le quitó peso a amenaza proteccionista de Estados Unidos

  • Fecha: 2017-08-10
  • País: Uruguay
El alcalde de Miami, Tomás Regalado, está de visita en Uruguay junto a una delegación de empresarios de esta ciudad estadounidense y este miércoles disertó en un evento organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) sobre las relaciones comerciales de su ciudad, y de su país, con Uruguay y el resto de América Latina.
 
Consultado sobre el impacto de las políticas proteccionistas anunciadas por el presidente estadounidense Donald Trump, Regalado respondió con una ironía que despertó risas y aplausos en todo el auditorio, en el que se encontraba, entre otros, el ministro de Economía Danilo Astori. "Depende si esas políticas fueron órdenes ejecutivas o tuits. Si fueron tuits serán anecdóticos", aseguró el alcalde, y valoró el balance de poderes que existe en Estados Unidos, por el cual no se pueden determinar políticas "de un plumazo".
 
Durante su presentación, el alcalde –crítico del presidente Trump pero perteneciente al Partido Republicano– manifestó su apoyo a una economía de libre mercado y a una fuerte participación del sector privado en el desarrollo.
 
"Primero, los gobiernos no crean empleos o desarrollo económico. Son los miembros del sector privado los que lo hacen. Segundo, la función de los gobiernos es ayudar y quitarse del medio, evitando tantas regulaciones que a veces ahogan a aquellos que quieren hacer lo correcto", aseguró, en otro momento que despertó nuevamente el aplauso del público, aunque esta vez no de Astori.
 

Atractivos de Uruguay

Regalado, quien visitó el departamento de Colonia este martes y estará en Maldonado en la jornada del viernes, vio el ganado en los campos linderos a la carretera y pensó en el potencial que tiene la tierra uruguaya. "Hay territorio que todavía no se ha manejado; hace falta un poco de innovación y un poco de marketing", afirmó.
 
Según el alcalde, "Uruguay es un país de posibilidades" y se destaca en la región por su solidez institucional, las garantías y el respeto a la jurisprudencia.
 
Entre los sectores de la economía uruguaya que podrían captar la atención de los empresarios estadounidenses, Regalado destacó la industria agropecuaria, aunque también hizo énfasis en el mercado de propiedades, "territorio que puede ser explorado con muchos beneficios" y en los servicios.
 
Mencionó también la manera en que el comercio internacional contribuye a un desarrollo en dos direcciones. "Tenemos la posibilidad de mejorar la economía de aquí y de allá. Cualquier movimiento crea un empleo allá y un empleo aquí", sostuvo.
 
Damián Valenzuela, CEO de Latin America Invest y parte de la delegación de empresarios que viajó desde Miami, comentó que Uruguay tiene una "alta calidad de recursos humanos" y además "es la puerta de entrada a Argentina, Brasil y Paraguay".
 
De todos modos, el empresario expresó que lo mejor que pueden hacer las empresas latinoamericanas es asociarse a otras de un mismo rubro para tener mayor peso de negociación en países más grandes como Estados Unidos. "A veces por vos solo no podés hacer nada", sostuvo en conversación con la prensa.
 
Valenzuela dijo que un problema del empresariado uruguayo es que por mucho tiempo "vivió en la zona de confort", apuntando únicamente a la región cuando en realidad tiene potencial para llegar más lejos.
 
Horacio Knaeber, presidente de la Cámara Uruguayo-Americana de Comercio, destacó que "hay un cambio" en las nuevas generaciones. Como ejemplo, mencionó que en estos días se le acercaron jóvenes con distintos proyectos y con la idea de expandirse a Estados Unidos, y que "la tienen re-clara". En ese sentido, señaló que "ha empezado a latir un nuevo corazón en algunas empresas" y que hay una "nueva generación generando otra cosa".
 
Knaeber agregó que "hoy es un momento ideal" para hacer negocios en Estados Unidos, dado que "las crisis de ellos son oportunidades para nosotros". Según dijo a El Observador, "ya hay muchos empresarios uruguayos que están haciendo negocios" en Miami pero muchos otros quieren sumarse. "Esa es la gran sorpresa: que haya una gran cantidad dispuesta a empezar, y no solo vendiendo sino también comprando y generando un montón de cosas", afirmó. La delegación de Miami permanecerá en el país una semana y luego volverá a Estados Unidos, a donde viajará una delegación uruguaya en la última semana de agosto.